viernes, 4 de junio de 2010

Harry Price el gran "caza fantasmas" del siglo XX


Respetado por muchos como padre de la moderna investigación paranormal, Harry Price se erige como una de las figuras más importantes del siglo XX en materia ocultista.

Los inicios de Price

Harry Price nace el 17 de julio de 1881 en Londres, hijo de un vendedor ambulante que trabajaba para una empresa de fabricantes de papel. Sin duda, su corriente origen no podía vaticinar el gran impacto que, años después, supondría para el mundo de lo paranormal. Un hecho de los más casual fue el que lo acercó a las profundidades de lo oculto. En 1889, siendo solo un niño, quedó maravillado por la actuación de un mago en Sherewsbury, apodado el "Gran Sequah". En su autobiografía, la busqueda de la verdad, Price reconoció que dicho artista fue enteramente responsable de influenciar gran parte del trabajo de su vida.

Así pues, se encendió en Harry con virulencia la llama del interés, ya no sólo por la prestidigitación, sino por todo aquello que estuviese impregnado de misterio. El joven comenzó a desarrollar sus aptitudes como ilusionista y a coleccionar todos los libros de magia que caían en sus manos. Nunca dejó de lado esta afición y muchos años más tarde, en el 1922, entraría a formar parte de la asociación británica conocida como " el Circulo Mágico".

Pero como hemos comentado, las inquietudes de Harry Price eran abundantes y variadas. Su primer contacto con un inmueble supuestamente y encantado fue a la pronta edad de 15 años. Junto con un amigo, iniciaron una investigación en un hacienda que se creía embrujada. Price siempre aseguró que en aquella ocasión se encontraron frente a frente con un "fantasma". No obstante, no pudieron retratarlo ya que, según él, puso demasiado magnesio en su cámara.

Años más tarde, al término de sus entudios en el Haberdasher's Arke's Hatcham College, Harry Price desempeñó varios trabajos. Entre ellos destacaban el de vendedor para Edward Saunder & Son (empresarios fabricantes de papel) y el de periodista. En esta última profesión trabajó en los dos diarios locales de Pullborough (Sussex): el "Southern Weekly" y la "West Sussex Gazette". Estas publicaciones le sirvieron como plataforma para plasmar otra de sus pasiones: la arqueología. Price publicó varios artículos en los que anunciaba sus supuestos descubrimientos de antigüedades reales. Una de ellas, un lingote de oro, estaba supuestamente datado de la época de Honorius, el último emperador romano.

Por otra parte, su interés por la telegrafía sin cables granjeó a este singular personaje el interés de la prensa de la época, debido a un experimento que condujo con esta tecnología. Price instaló un receptor y un transmisor entre Telegraph Hill, Hatcham y St. Peter's Churc Brockely. Parece ser que el resultado fue la obtención de una chispa en una placa fotográfica. Sin embargo, es un hecho no confirmado que muchos cuestionan.

Todos estos lances culminaron en 1908, con un hecho que marcaría el futuro de Harry Price como investigador. En agosto de ese año contrajo matrimonio con Constance Mary Knigth, una rica heredera, cuya fortuna le permitió dedicarse el resto de su vida a lo paranormal de manera cómoda e independiente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

yo soy de las pocas personas k cree en los fantasmas y te aseguro k me molesta k la gente no crea en ello pero hay k respetar los gustos no se si creer en las brujas, adas, ninfas... pero creo en los espiritus fantasmas vampiros y sirenas y espero k alguien me cuente cosas de ello porke estoy realmente interesada porke kiero saber si en lo que creo es realmente cierto o no! espero k alguien pueda ayudarme y k me cuente si ha vivido una experiencia emocionante y paranormal.



muchas gracias!!

Anónimo dijo...

Ahhh y si alguien esta interesado en este tipo de cosas k visite la pag web: enigmas clave

gracias!

Anónimo dijo...

I am really delighted to glance at this web site posts which carries tons of helpful
information, thanks for providing these information.

My web site; quick cash advances